Alfombras y moquetas aptas para suelo radiante

Si estás pensando en instalar un suelo radiante en tu vivienda y quieres colocar alfombras o moquetas  aptas para suelo radiante encima, hay algunas consideraciones importantes que debes tener en cuenta para asegurar el buen funcionamiento del sistema y evitar problemas.

 

VALOR TOG

 

El valor TOG indica la resistencia térmica de una alfombra o moqueta y cuánto calor puede retener. Un valor TOG alto significa que la alfombra o moqueta retiene más calor y, por lo tanto, puede afectar negativamente la eficiencia del suelo radiante.

 

En general, se recomienda elegir una alfombra con un valor TOG de menos de 1,5 para asegurar la eficiencia del suelo radiante. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el valor TOG no es el único factor a considerar y es necesario evaluar otros factores como el grosor, la base y el material de la alfombra o moqueta.

 

icono suelo radiante

 

GROSOR DE LA ALFOMBRA O MOQUETA

 

Cuanto más gruesa sea la alfombra, mayor será su valor TOG. Como se mencionó anteriormente, es recomendable elegir una alfombra con un valor TOG bajo para evitar obstaculizar la transmisión del calor desde el suelo radiante hacia el interior de la habitación.

 

A medida que aumenta el grosor, se reduce la eficiencia del suelo radiante, ya que la capa de aire atrapada entre la alfombra y el suelo reduce la transmisión de calor. Se recomienda que el grosor total de la alfombra o moqueta no supere los 1,5 cm.

 

MATERIAL DE LA ALFOMBRA O MOQUETA

 

El material en el que esté confeccionada la alfombra también afecta el valor TOG. Los materiales naturales, como la lana y el algodón, tienen un valor TOG más alto que los sintéticos, como el nylon o el poliéster. Sin embargo, algunos materiales naturales pueden ser más conductivos y transmitir mejor el calor.

 

Haiku textura

 

BASE O SOPORTE DE LA ALFOMBRA O MOQUETA

También es importante asegurarse de que la alfombra o moqueta no esté demasiado acolchada o tenga una base aislante que pueda bloquear la transferencia de calor. En general, es mejor optar por alfombras o moquetas con una base fina y transpirable que permita que el calor fluya libremente. Una base gruesa y acolchada aumentará el valor TOG, mientras que una base delgada y transpirable reducirá su valor.

 

INSTALACION DE LA MOQUETA

 

Además, es importante asegurarse de que la alfombra o moqueta esté instalada correctamente y no esté “suelta”, ya que esto puede causar arrugas y puntos de presión que dificulten la transmisión de calor.

 

 

Siguiendo estas recomendaciones, podrás disfrutar de una cómoda calefacción por suelo radiante en combinación con una alfombra o moqueta que aporte calidez y confort a tu hogar.

PIncha aquí para conocer nuestras colecciones de alfombras o moquetas  aptas para suelo radiante 

 

 

Categorías